¿Y tú Quién Eres?


quién eres

Se habla mucho de las personas que logran sus metas, que alcanzan sus objetivos, que son exitosas, que están ahí donde tú quieres estar.

Descartes en “El discurso del Método” dijo su famosa frase: “Pienso, luego existo”

Si bien tiene una connotación meramente científica, si la aplico a mi filosofía, valores y forma de ser, -e inspirándome en Jorge Bucay-, concluyo que “me siento, me descubro y luego existo”

Llegar a este entendimiento requiere años de desarrollo personal y de mirarse en múltiples espejos,

¿Y cuáles son esos espejos? Jorge Bucay los define cómo: “todas  las personas que describen como somos”.

Todos tenemos múltiples espejos y debemos poner la oreja para escuchar lo que nos dicen. Si continuamente te dicen que eres “perfeccionista” y sabes que eso te impide avanzar y te quita horas preciosas de tu vida, entonces puedes usar esa información valiosa para trabajar en eso.

Esto no significa que te obsesiones con todo lo que “te dice la gente”, pero sí que prestes atención más aún cuando te lo repiten continuamente. Quizás es un punto al cuál debes prestarle mayor atención y mejorarlo si está en tus manos.

Llegar a saber ¿quién eres? es un trabajo personal duro y muchas veces poco agradable. No basta con escuchar lo que dicen de ti, debes “tomar el toro por los cuernos” debes “tomar el control de tu vida” y descubrirte.

Toma lápiz y papel y responde: ¿qué te gusta?, ¿qué comes?, ¿cómo vistes?, ¿qué piensas sobre temas sociales como el matrimonio gay, el aborto, el hambre, la pobreza?, ¿cuáles son tus posiciones, radicales, que aceptas y que no?…

¿Es importante en el mundo de los negocios?

Saberte y conocer quién eres, es indispensable en el mundo profesional y de los negocios; y además de lo anteriormente expuesto, tu autoconocimiento debe incluir lo siguiente:

  • Propósito: ¿Cuál es su mayor propósito? ¿Cuál es tu gran POR QUÉ? ¿Cuál es la aportación positiva que deseas hacer en el mundo?
  • Misión: ¿Cuál es tu misión? ¿está basado en tu “propósito”? ¿es específico y tangible? ¿se puede entender fácilmente?
  • Transformación: ¿Cuál es la transformación específica que logran tus clientes?
  • Habilidades, talentos, y conocimiento: ¿Qué sabes hacer y se te da bien?, ¿qué conocimiento tienes por los cuales te pagarían tus clientes?

Cuando tengas estas respuestas, tendrás un mejor conocimiento de ¿quién eres? Y es aquí cuando estarás capacitado para ayudar y apoyar a los demás.

Por desconocimiento e incluso inexperiencia intentamos “imitar al que está donde quiero estar” y nos olvidamos de quienes somos nosotros.

Si no descubres quién eres, serás un copia vulgar de tu competencia. (Twittea esto)

Una cosa es querer llegar donde están ellos; otra cosa es intentar ser copia de ellos.

Saber quién eres, es el secreto para dirigirte y elegir a tu público objetivo que atraerá a todos esos potenciales clientes con los cuales te encanta trabajar; por eso, ¡Debes empezar por ti mismo!

Muchos “gurús” de los que hay tantos por ahí, te dirán que busques una buena oportunidad, que encuentres una gran necesidad que nadie está llenando eficazmente en estos momentos.

Entonces, debido a que “el agujero” existe, puedes entrar allí, resolver los problemas de ese mercado, y conseguir una vida lucrativa.

¡Grave error! nada podría estar más lejos de la manera que te recomiendo para elegir a tu público objetivo.

¿Por qué? Porque el escenario descrito antes, es una simple opción intelectual. No viene desde el corazón, desde tu experiencia real, de una fuerte pasión que sientes por un tema en particular… es únicamente una decisión analítica.

¡Qué horror! No me imagino cómo podría mantener el entusiasmo y la motivación para trabajar con un mercado elegido de esta manera!

En vez de eso, te recomiendo que empieces la investigación de ¿cuál es tu mercado objetivo?, partiendo “de adentro hacia afuera.” Haciendo primero un examen de conciencia real, y luego poniendo tus ideas a  prueba.

¿Qué Consigues con Esto?

  • Seguridad, Confianza en ti mismo. Podrás hablar y expresarte con libertad,
  • Esto te permitirá posicionarte cómo experto
  • Contar tu historia que explicará los desafíos que has enfrentado y superado y que te da la capacidad de ayudar a otros en situaciones similares.
  • ¿Cuáles son tus habilidades? ¿En qué tienes experiencia,  cómo puedes enseñar, asesorar y guiar a las personas?
  • Crearás una conexión emocional con la gente que se sentirán identificados con lo que dices, piensas y con tu oferta.
  • Lograrás la confianza de tus seguidores y podrás crear una comunidad fiel a ti.

Esto es lo más importante de todo, una comunidad fiel a ti que no sólo serán tus mejores comerciales porque recomendarán tus programas, productos o servicios sino que serás la primera opción cuando quieran resolver su mayor problema, o aquello les quita el sueño.

Resumiendo, el profundo conocimiento de saber quién eres no sólo te servirá en tu vida personal para poner límites, darte seguridad,  y confianza  sino también en los negocios para que crees una comunidad fiel a ti, que piensa como tú y que cree en lo que tú crees sin lugar a dudas. Recuerda que no se puede agradar a todo el mundo y mientras más específico seas más claridad darás a los que te acompañan.
Si quieres, puedo ayudarte a “descubrirte” para que conectes con tu público ideal. Contacta conmigo y hablaremos cómo puedo ayudarte. Solicita un sesión para desarrollar tu marca persona!
¿Consigues conectar con tu cliente ideal, mostrando realmente quién eres?
[Total:0    Promedio:0/5]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *