¿Qué se necesita para ser una emprendedora con éxito? 4


¿Qué se necesita para ser una emprendedora con éxito?

Hace poco me preguntaron: ¿Qué se necesita para ser una emprendedora con éxito?

Mi respuesta fue clara y directa: “Tener ambición, poner tus propias reglas. Hacer lo que quieras”

Me he encontrado con personas curiosas, creativas, soñadoras, ambiciosas que necesitan libertad para explotar todo su potencial. Curiosamente si les ponen límites, tiempos y manuales de procedimientos, no son capaces de demostrar de lo que son capaz. Se sienten cohibidas, evaluadas, juzgadas y al intentar complacer a su “jefe” dejan de ser ellas mismas, a marchitarse y a dejar de dar resultados.

Si este es tu caso, eres candidata ideal para crear tu propio proyecto emprendedor.

¿Te da miedo parecer una persona ambiciosa?

Quizás piensas que emprender te queda muy grande, Que es demasiado para ti, que no eres capaz…

  • ¿Quién no quiere libertad económica, libertad profesional, libertad creativa, libertad mental?
  • ¿Por qué te da vergüenza decir que quieres ganar más dinero y que quieres conseguir más cosas? ¿Todavía crees que es vanidoso o presuntuoso?

¿Por qué si eres capaz de aportar a las personas cosas que desean y que te ha costado trabajo elaborar no tienes derecho a recibir recompensa y buen pago?

Acaso te sentirías mejor si hicieras un trabajo sin esperar nada a cambio.

  • ¿Qué empleada no sueña con que le suban el sueldo, con que su trabajo sea mejor valorado y que le den un buen cargo?
  • ¿Quién no aspira a hacer el bien y dejar algo de huella cuando se vaya?

Si pierdes interés por tu trabajo, si no te valoran y no te dan lo que pide tu cuerpo, ve y búscalo, créalo tú misma para ti y tu disfrute.

Ser Emprendedora / Empresaria es emocionante, ojo no es un camino de rosas pero tiene múltiples recompensas.

No intentes alcanzar el éxito absoluto sino tendrás serios problemas y frustraciones

Deja que tu emprendimiento sea imperfecto, que no caótico y mediocre.

No pretendas tenerlo todo controlado, No esperes que tu trabajo sea perfecto ¿Acaso no somos personas imperfectas? ¿Dónde está tu naturalidad, tu  espontaneidad, tu espíritu de improvisación?

Desde luego, somos emprendedores, empresarios, tenemos nuestra pequeña empresa pero ante todo somos personas, somos humanos, imperfectos, únicos y auténticos.

Y eso es lo que te  hace valioso, eso es lo que hace que te elijan entre el resto, eso es lo que te diferencia y por lo que quieren estar contigo: “Tu auténtica imperfección de humano”

El confort y la complacencia son el peor enemigo de la emprendedora (Twittea esto)

Las personas que sólo hacen cosas que les producen satisfacción y bienestar tienen una mentalidad limitada, son las que no se arriesgan, son las que no quieren salir de su zona de confort, son las que no aprenden y experimentan cosas nuevas son las que al crear un negocio fracasan.

Las empresarias con más éxito, más admiradas y más vivas tienen muchos fuegos que apagar, problemas en todas partes y les encanta la acción.

Él éxito es posible y aunque parezca irónico cada vez que fracasas o parece que has dado un mal paso, estás más cerca de lograr “ese” éxito que buscas.

Si tu problema es el miedo al fracaso, te recomiendo mi artículo “Para tener éxito hay que exponerse al fracaso” que te enseña que el fracaso es un paso previo al éxito.

Dale “alas” a tu creatividad, no te pongas barreras

Las mejores ideas surgen del día a día. Crea objetivos y metas lo más alto posible y agrégale una buena dosis de ambición.

El éxito, es una decisión, es lo que tú quieres que sea

  • ¿Cuánto estás dispuesta a arriesgar?,
  • ¿Cuánto estás dispuesta a dejar?,
  • ¿Cuánto estás dispuesta a ceder?,
  • ¿Cuánto estás dispuesta a cambiar?,
  • ¿Cuánto estás dispuesta a perder?

Pregúntate a ti misma: ¿Estás más viva cuando hay mucho que hacer o cuando tienes poco para hacer?

Conviértete en tu propio líder

Se libre y autónoma, defiende tus ideas, principios y puntos de vista. Sé auténtica, no seas pretenciosa y cometas el error de caer bien a todo el mundo.

El que cree en ti se quedará contigo y el que no, te dejará; así formarás una red de seguidores fieles a ti, ¡no es fantástico!

Aprende a disfrutar de las victorias y aprender de los fracasos. Disfruta de una vida llena de colores y sabores. Y como siempre digo: “Sé una persona agradecida” y aporta lo mejor de ti porque mientras más des, más recibirás; te sentirás llena, que estás haciendo las cosas bien, que estás dejando huella y que realmente eres triunfadora.

No quiero terminar sin dejar una reflexión y te animes a comentar:

¿Qué es el éxito para ti? ¿Tienes reparo o vergüenza de decir que eres ambicioso?

¿Eres feliz explotando todo tu potencial con lo que haces?

 

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “¿Qué se necesita para ser una emprendedora con éxito?

  • Isa Martinez

    Hola Silvia, este artículo me ha hecho clic, especialmente lo de pensar si “eres demasiado ambiciosa”. Creo que esa es una de nuestras luchas más grandes como mujeres emprendedoras o empresarias, especialmente si somos tímidas o introvertidas (no son lo mismo). Quienes somos más introvertidas tendemos a ser más reflexivas, no actuamos por impulso, pero a la vez nos bloqueamos demasiado tiempo y tendemos a quedarnos sin hacer. La clave está en conocernos cómo somos, cómo nos conectamos con nuestro entorno y otras personas, y decidir explotar nuestras propias fortalezas sin miedo 😉 Un saludo.

    • Silvia Sanchez Autor

      Ser introvertida o extrovertida es bueno porque así atraes a distinto tipo de gente. Para mí, lo importante es conectar con uno mismo y respetarte así conectarás con gente que te sea más fácil trabajar.

      Gracias por la reflexión Isa. Un abrazo.

  • Roser

    Muchas gracias por el artículo Silvia. Desgraciadamente, en España la mayoría de las personas tienen una mentalidad mediocre y miran con recelo a las personas creativas o que no seguimos las pautas marcadas (ser funcionario o trabajar como asalariado); incluso mi propia madre me reprocha mi forma de ser, profesionalmente hablando (aunque me ayuda, para ella no tengo credibilidad y mi trayectoria no le genera confianza). Yo tengo muy claro que no voy a caer en lo convencional, aún así es duro ir contra corriente. Un saludo!!

    • Silvia Sanchez Autor

      Hola Roser, es muy duro lo que comentas. No sabes el poder que tiene la palabra de una madre en el subconsciente de una persona. Al principio mi madre me hablaba con dureza según ella para hacerme reaccionar y hacerme más fuerte…

      En Argentina hay una frase que me gusta mucho: “no le digas eso al niño que se hace carne” eso significa que si le dices continuamente a tu hijo que es de tal o cual forma, ese niño terminará siendo “lo que le decretas”.

      Me alegra tu convencimiento y rebeldía. Estamos en el siglo de la mujer y hay muchas cosas que tienen que cambiar para bien. Tu madre hace lo que le enseñaron que en su momento estaba bien, pero que ahora ya no sirve; por favor habla con ella y dile que te hace daño lo que te dice y que si quiere ayudarte que te recuerde tus valores, virtudes y habilidades.

      Tampoco dejes que nadie te falte el respeto ni te desvalorice por que te “presta” su ayuda. Porque eso es un préstamo “hoy por ti, mañana por mí”. Quizás no lo devuelvas de la misma forma como te lo dieron pero sí con amor, cariño, atenciones y cuidados.

      Un abrazo muy muy fuerte y todo lo mejor para ti, Silvia.