Las 3 Preguntas Mágicas para Conseguir el “Sí” del Cliente 4


¿Te identificas con esta situación?

“Hablas con la gente, te conectas, ellos parecen estar interesados, describes lo que haces… pero te dicen que no pueden pagar o que tienen que pensarlo”

¡No desanimes! No estás sola…

Si estás dudando de ti misma, debes saber: que no es que haya algo malo contigo o con lo que ofreces. Lo más probable es que simplemente no te han enseñado la manera de averiguar lo que realmente inspira a tus clientes para contratarte.

En pocas palabras:

Para conseguir el sí de un cliente, debes establecer el valor de lo que ofreces. El cliente tiene que ver claramente lo que tienes para ellos (lo que tu servicio puede hacer por ellos) con el fin de invertir.

La manera en que estableces este valor no es hablando de cuán maravilloso es tu programa, ni siquiera regalando una muestra gratuita de tu servicio!

En su lugar, averigua qué es lo más importante para tu cliente potencial y luego demuestra cómo tu servicio va a afrontar esta situación.  He insisto “no pienses”, pregúntale.  Este es uno de los mayores conflictos que encuentro, con los dueños de negocios y empresas: “quieren adivinar lo que su cliente necesita”. Y eso no es así, búscalo, visítalo, haz encuestas, levanta el teléfono, contacta con él y le preguntas. Aquí te explico cómo.

 

Pregunta Mágica 1: Cuando se trata de “el problema que quiere resolver”, ¿cuáles son tus mayores retos?

Es la psicología humana básica, la gente invierte para conseguir resolver sus problemas, compran con el fin de evitar el dolor o para obtener  placer.  El dolor es un motivador más fuerte que el placer.

Entonces, para conseguir el sí de tu cliente potencial, tienes que saber lo que no funciona para él, y él necesita escucharse reconociendo esto.

Si bien en un principio puede ser incómodo llevar a alguien a su malestar, recuerda que en realidad estás haciendo un acto de servicio, porque a menos que reconozcan el dolor, no van a estar motivados para cambiar.

Si no saber por donde empezar para aprender a conocer a tu cliente este artículo puede ser de utilidad => Cómo Desarrollar un “Buyer Persona”

Consejo adicional: Para establecer el valor real, averigua cuanto le ha costado quedarse donde está. ¿Cuánto dinero han invertido?, ¿Cuánto tiempo ha perdido tratando de resolver su problema sin éxito? Reclutadores expertos saben que conseguir claridad en el costo es cuando se hace realmente la venta.

Pregunta Mágica 2: Entonces, ¿qué es lo que quieres?, ¿qué situación desearías?

El objetivo de esta pregunta, es averiguar qué resultado o consecuencia tu cliente potencial quiere realmente. ¿Cuáles son sus esperanzas y sueños? ¿Cuál es su visión?

Al preguntar lo que tu cliente desea después de preguntar acerca de los desafíos, se crea un contraste poderoso: la brecha entre dónde está  y dónde quiere  estar. También puedes determinar si tu servicio es adecuado para él. Lo más probable es que así sea, y esta pregunta te prepara perfectamente para demostrar cómo tu servicio le ayudará a cerrar esa brecha.

Pregunta Mágica 3: Si yo pudiera mostrarte cómo llegar  “a lo que quiere”, ¿te gustaría saber más al respecto?

Esta pregunta ofrece una transición hermosa que te permite ofrecer tus servicios, ya que si tu cliente potencial dice que sí, ahora tienes permiso para compartir plenamente en cómo puedes ayudarle.

Desde allí podrás invitarlo  a una sesión de descubrimiento, o si ya estás en una sesión de descubrimiento puedes hacer tu oferta o propuesta.  Esta es la transición que te permite hacerlo con confianza.

Advertencia: Una vez que hayas hecho esta pregunta, tienes que hacer tu oferta y no pongas excusas. Este es el momento para reafirmar el valor que das y ser un apasionado de cómo puedes ayudar a resolver su problema.

Consejo adicional: Si las 3 preguntas anteriores determinan que tu propuesta no le encaja o no es su momento, siempre puedes decir: “¿Puedo compartir un recurso que pienso que es útil para ti?” Y dales una sugerencia o recomendación. De esta manera todavía estás dando un gran valor, independientemente de si  termina o no por convertirse en tu cliente. Recuerda, puede conocer a alguien que sí podría ser su cliente.

Haz de estas 3 preguntas tu hoja de ruta

Utiliza estas 3 preguntas en cualquier situación con cualquier cliente, para llegar a la siguiente etapa.

Ya sea que estas  en una reunión de networking, en una sesión de descubrimiento, o preparándote para hacer una oferta de seguimiento a un cliente existente, cuando interiorizas estas 3 preguntas y sabes que es la hoja de ruta que funciona, te sentirás más tranquilo, confiado y capaz de concentrarse en estar al servicio.

Y cuanto más hagas estas preguntas, más clientes tendrás!

¿Listo para conseguir clientes? Pon en práctica estas tres preguntas para conseguir el sí, ya me dirás.

¿Quieres averiguar lo que realmente inspira a tus clientes para contratarte? Cómo inspirar a tus clientes y cómo conseguir el “Sí” es uno de los módulos principales en mi Programa “Impulsar tu Empresa”, donde ofrezco mentoría privada 1-a-1 totalmente personalizada y adaptada a tu negocio, objetivos, metas y ambiciones.

Descubre más sobre este programa. En este enlace te lo cuento=> Programa “Impulsa Tu Empresa.

No olvides de dejarme tus comentarios si te atreves, será un placer responderlos personalmente y compártelo con quien creas que lo puede necesitar.

RecibirMasArticulos369

 

[Total:1    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “Las 3 Preguntas Mágicas para Conseguir el “Sí” del Cliente

  • jorge a magallanes

    Hola Silvia, cordiales saludos, hace tiempo que leo tus articulos y realmente aportas mucho valor a los emprendedores y dueños de negocios, este en particular me hace reflexionar en la cantidad de veces en que los marketers tratan de adivinar lo que es mejor o lo que quieren sus potenciales clientes, cuando con simplemente con preguntar ya tendriamos las respuestas y la forma exacta de presentar nuestros servicios o productos. Esto evidencia que el marketing implica mucho conocimiento, pero tambien que su aplicacion es muy simple y con mucho sentido comun . Un saludo y lo mejor para tu vida y negocios.